Saludents

Blanqueamiento Dental

Los dientes se pueden manchar con algunos alimentos y bebidas como el café y el vino tinto, gaseosas, el hábito de fumar, entre otros, devuelvele a tu sonrisa la blancura y el brillo, añadiendo a tu vida salud y juventud.

¿Qué es el blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental permite reducir varios tonos el color de los dientes. Este tratamiento se encarga de aclarar y dar luminosidad a tus dientes. Además, elimina la mayoría de las manchas amarillas o marrones producidas por causas extrínsecas (café, tabaco, té…).

Sin embargo, no todas las manchas u oscurecimientos dentales son eliminables a través del blanqueamiento dental, ya que pueden requerir de otro tipo de tratamientos odontológicos estéticos como el uso de carillas de porcelana o coronas.

¿Cómo se realiza un blanqueamiento dental?¿Cómo funciona?

Para realizar un tratamiento de blanqueamiento dental, es necesario, en primer lugar, que el especialista te haga una revisión. Es importante asegurarse de que tus encías gozan de buena salud, además de llevar a cabo un control de cualquier patología presente, como son caries o restauraciones defectuosas.

También hay que comprobar que no tengas caries ocultas, ya que pueden debilitar la pieza dental donde estén y causar fuertes dolores con el blanqueamiento. Además, se debe tener en cuenta que el blanqueamiento de dientes no está recomendado en embarazadas o mujeres lactantes.

En general, aunque depende del estado de la dentadura de cada paciente, es importante y necesario realizar una limpieza dental profesional completa (ultrasonidos + cepillado profesional) previa a la realización del blanqueamiento dental.

El tratamiento de blanqueamiento dental más efectivo consiste en realizar una sesión de lámpara profesional en la clínica. Tras esto, el paciente ya suele ver cambios significativos y comienza un tratamiento complementario en casa, siguiendo las indicaciones del odontólogo.

El blanqueamiento externo es el blanqueamiento de dientes más habitual y el que se realiza sobre dientes vitales (sin endodoncias). Este tratamiento consiste en la aplicación de sustancias blanqueadoras sobre la parte externa de la pieza dental.

Blanqueamiento con lámpara de luz fría o luz LED (en clínica)

Se trata de un tipo de blanqueamiento de última tecnología en el que se utiliza una lámpara de luz fría o una lámpara de luz LED. Para ello, se coloca un blanqueador dental en forma de gel -compuesto por una concentración de peróxido de hidrógeno al 35%- sobre los dientes del paciente. A continuación, se deja que la lámpara de luz actúe sobre ellos.  

Este es el tratamiento más rápido. Su mayor ventaja es que se realiza en clínica en una sola sesión, y siempre bajo la supervisión de un profesional. Por ello, presenta un precio mayor al del blanqueamiento en casa.

Blanqueamiento mediante férulas (en casa)

Al paciente se le toman las medidas de su boca para confeccionar unas férulas de material acrílico personalizadas. Estas férulas tienen unos reservorios donde el paciente debe aplicar una pequeña cantidad de blanqueador dental antes de colocarlas en su boca. El tiempo y el momento del día para llevar las férulas puede variar ampliamente. De hecho, hay geles de uso diurno y nocturno. También existen distintas concentraciones, lo cual establece el tiempo mínimo y máximo que deben permanecer en la boca. El producto que se aplica en este caso es peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida (igual que el peróxido de hidrógeno pero con la adición de urea). Estas diferentes concentraciones se pautan en función de las necesidades del paciente.

Blanqueamiento combinado

Este tratamiento es el más efectivo que existe para blanquear los dientes. Como su propio nombre indica, consiste en combinar los dos procedimientos anteriores: la sesión de lámpara en clínica y las férulas en casa del paciente. El blanqueamiento dental combinado no solo ofrece un color más blanco nada más terminar el tratamiento, sino que también mantiene los resultados durante más tiempo

Es una técnica empleada solo en aquellas piezas dentales que presentan una tinción severa, por eso se realiza en las estructuras internas del diente, exactamente, en la cámara pulpar. 

Este procedimiento se lleva a cabo, normalmente, en dientes que han sido tratados previamente con una endodoncia o tratamiento de conductos, siempre de manera individual. No obstante, es necesario que la pieza dental a tratar cuente con parte de la zona de su estructura sana y conseguir, así, aclarar el color de la dentina. 

El blanqueamiento interno requiere varios días y se realiza de la siguiente manera: 

  • Diagnóstico: un equipo de especialistas lleva a cabo un estudio del paciente, realizando una serie de pruebas, entre ellas, una radiografía periapical (intraoral). Se evalúa el estado del diente y se registra el color de la dentina.
  • Agente blanqueador: el odontólogo realiza una pequeña apertura, de un milímetro aproximadamente, en la cámara pulpar, donde se realizó previamente la endodoncia. Se desinfecta dicha cavidad y, una vez limpia, se aplica el gel blanqueador (normalmente perborato de sodio).
  • Sellado: después de aplicar el blanqueador dental, la cámara pulpar es sellada temporalmente con un material biocompatible con el organismo.
  • Revisión: pasados unos días, una semana aproximadamente, el dentista elimina el sellado y evalúa el resultado. Si se ha logrado el color deseado, se sella y se lleva a cabo la reconstrucción definitiva del diente. En caso contrario, se realizaría el mismo procedimiento hasta lograr el efecto deseado.

Dicho lo anterior, se debe tener en cuenta que este tipo de blanqueamiento de dientes no está recomendado en pacientes menores de doce años, personas embarazadas o en periodo de lactancia, alérgicas al peróxido, que sufran hipersensibilidad dental o dientes con exposición radicular (cuando la parte superior de la raíz del diente queda al descubierto).

Preguntas frecuentes

El blanqueamiento dental se lo pueden realizar aquellas personas que tengan una buena salud bucodental y quieran reducir el tono oscuro de sus dientes. 

No obstante, se recomienda consultarlo antes con el odontólogo. Este profesional nos aconsejará para elegir el tipo de blanqueamiento más conveniente, en función de nuestras necesidades, y obtener así un resultado óptimo. 

En algunas ocasiones, si el paciente tiene tinciones severas o sufre alguna patología bucodental, el blanqueamiento dental es menos efectivo.

Será el odontólogo quien indique qué tipo de blanqueamiento dental es el más adecuado para cada caso, puesto que los resultados obtenidos varían en función de la dentina y de la salud bucodental de cada persona. 

No obstante, los especialistas podrán optar por un blanqueamiento u otro según las necesidades del paciente. Es decir, si desean un tratamiento rápido, se inclinarán por un blanqueamiento con lámpara de luz fría o LED, cuyos resultados serán visibles desde la primera sesión.  

Eso sí, en términos generales, podemos decir que el tratamiento más efectivo es el blanqueamiento dental combinado. Esto se debe a que consigue unos resultados más intensos y a que, además, se mantienen durante más tiempo.

Una vez finalizado el tratamiento, se recomienda seguir, durante los primeros días, una dieta blanca y evitar los alimentos que amarillean los dientes. Esto se debe a que, durante el blanqueamiento, la superficie del esmalte se vuelve más porosa, debido a la acción del gel blanqueador. Por tanto, es más fácil que los dientes se tiñan al ingerir ciertos alimentos.

Hay que evitar las bebidas azucaradas y las comidas con colorantes como el vino tinto, el café, la salsa de soja, el curry o la cúrcuma. Asimismo, es preferible reducir el consumo de cítricos, ya que pueden mitigar el blanqueamiento obtenido y causar hipersensibilidad dental.

El tratamiento de blanqueamiento dental no es doloroso. Por eso, es necesaria una revisión previa para asegurar una buena salud bucodental. Sin embargo, en algunos pacientes puede causar sensibilidad dental, un efecto secundario que remitirá paulatinamente a los pocos días de haber terminado dicho tratamiento.

Este es un procedimiento odontológico completamente seguro y eficaz, siempre que se realice bajo la supervisión de un odontólogo especializado. Estos especialistas se encargarán de controlar todo el proceso, evitando así que se dañe el esmalte dental.

El blanqueamiento dental con luz fría o LED que utilizamos en Vitaldent logra reducir hasta cuatro tonos el color original de las piezas dentales. De esta manera, elimina el color amarillo de los dientes y los deja más blancos y brillantes.

Además, hay que tener en cuenta que este tratamiento está pensado para repetirse, a modo de mantenimiento, después de seis meses o un año, según la severidad de las manchas o pigmentaciones que el paciente presente.

Pedir Cita

Te llamamos

Brindenos sus datos y en breve nos pondremos en contacto con usted.

Contactar

También puede contactar con nosotros mediante el teléfono 984 111 810, o al correo electrónico a info@saludents.info  Ahora, también tiene la opción de contactarnos por WhatsApp 984 111 810 para pedir, modificar, anular y recordar visitas.

www.000webhost.com